domingo, 3 de junio de 2007

Blogs. Para el bien y para el mal.


Estando de viaje me mandaron por correo un vínculo a esta noticia. Habla de Allison Stokke una joven saltadora californiana, a la que alguien hizo una foto y la colgó de su blog. Un periodista que leía este blog (supongo que lee muchos blogs de aficionados a los deportes para saber que piensan) colgó la foto en el suyo y desde entonces a la chica le están haciendo la vida imposible. Clubs de fans, peticiones de todo tipo, etc...
Yo no pongo la foto de la chica, que es preciosa, por respeto a ella.
Lo que si quiero es analizar, hasta donde podemos llegar con un pequeño blog.
A veces sin querer podemos perjudicar a alguien como este caso, o otras veces podemos ayudar a otras personas.
Los que escribimos un blog lo podemos hacer por diversas motivaciones, la mia (creo que coincide con la de muchos otros) es simplemente expresarme y conversar.
Pero esta claro que con un blog se puede llegar muy lejos.
En mis tiempos de estudiante se discutía mucho sobre si internet se debería legislar o debería seguir siendo un medio libre. Este es uno de los casos que me hacen dudar. Aunque quizás no se trate de legislar internet, quizas se trate de legislar sin importar donde se cometa el delito.

Ahora me direis que tiene que ver el tigre de mi foto (se la hicimos ayer en Cabarceno) con Alison, realmente, no mucho. Pero ayer este tigre, estaba tan tranquilo dandonos la espalda a todos los que le visitábamos y voy yo y le hago una foto y la publico en mi blog, aunque sinceramente no creo que llegue tan lejos como la de Alison.
Publicar un comentario en la entrada