martes, 25 de noviembre de 2008

¿Por que estorba un crucifijo?


Todos sabeís la reciente manía que les ha entrado a algunos por quitar crucifijos, criticar a la Iglesia y a los católicos. Una se pone a pensar ¿por qué estorba un crucifijo? ¿Por qué estorba la Iglesia? ¿Por qué estorbamos los católicos? Y es curioso como vienen a veces las respuestas en la vida.

Esta vez Marga se encargo de darme algunas claves, sin que yo se las pidiese y sin darse cuenta. Marga nos llamó por que estaba embarzada y angustiada, ella nos decía que su vida no valía nada, su pareja era quien traía el dinero a casa, ella no trabajaba y él, ultimamente, se iba de juerga y la dejaba sola, volvía borracho y le pegaba.

La noticia del embarazo a él no le caía nada bien... Propusimos a Marga salir de aquella casa, le dijimos que podiamos ayudarla, le explicamos como era un aborto, dijo que lo pensaría pero no accedió. Al final pasó lo peor. Pero Marga nos volvió a llamar y eso fué el primer paso para encontrar la respuesta. Nos dió las gracias nos dijo que eramos las únicas personas con las que había hablado del tema que la habían tratado con cariño, nos dió las gracias por intentar ayudarla, nos dijo que si podíamos ayudarla ahora y sacarla de su infierno. El aborto (con pastillas) había sido tal cual le habíamos contado, y su situación en casa había empeorado...
Ahí empecé a encontrar la respuesta, a la pareja de Marga le estorbó que alguien apoyase a Marga, que alguien le dijese que ella y su hijo valían, por eso nosotras le estorbamos. Por eso al abusador no le interesa que haya nadie que dé voz al que no la tiene. No le interesa que se hable de la dignidad de la persona. No le interesa que haya caridad, que se denuncien las explotaciones y eso la Iglesia lo lleva haciendo 2000 años.

El aborto que tanto se debate ahora maltrata, denigra y machaca a la mujer. La Iglesia lo denuncia y por eso estorba.

Lo que más me indigna es como se les llena la boca a algunos diciendo "El aborto es un derecho", ¿un derecho? ¿de quién?. Del que se enriquece a costa de él.

En todos estos años nunca vi a ninguna mujer contenta de haber abortado, como mucho alguna que se autojustificaba una y otra vez, y decía tenía que hacerlo, pero ninguna felíz.

¿Cómo puede ser el aborto un derecho? ¿Quién lo denuncia?

La Iglesia. Y al igual que con el aborto la Iglesia denuncia las injusticias y los abusos de poder, por eso esrtorba, por eso la atacan.

Y si alguien quiere pararme a mi ¿qué hace?, no ataca lo que hago, sino mis defectos (que son muchos) intentará despresitigiarme y hundirme a ver si dejo de molestar.

Con la Iglesia lo mismo. Pero tienen un problema, a pesar de los defectos y errores que podamos tener los creyentes, la Iglesia da sus frutos y esos frutos hacen pensar a más de uno y eso es lo que no quieren que se vea. ¿Por qué?.

Pues por que si la gente escucha a la Iglesia, no se va a dejar pisar, no se va someter a la esclavitud de las pasiones, los vicios , las dominaciones, las explotaciones y los abusos de poder. Y entonces a muchos se les acabará el negocio, a costa de la vida de los niños, a costa de las personas, a costa de los enfermos, a costa de los drogadictos...

¡Qué no se vea un crucifijo, no vaya a ser que se les acabe el negocio!
Publicar un comentario