jueves, 14 de junio de 2012

Una historia alegre

Me llama la atención, que desde hace algún tiempo la entrada más leída del blog es "Una triste historia". No se si es por la crisis, o por que la gente busca cosas tristes, así que hoy voy a publicar una entrada que seguramente no será de las más populares. Una historia Alegre.

Un matrimonio de mi ciudad, Gijón, están jubilados y sus hijos ya han hecho su vida.
Ellos podrían dedicarse a descansar y sin embargo de forma discreta y callada hacen una bonito trabajo todos los días.
Ella hace comida para catorce personas, él pacientemente rellena envases con esa comida y se los lleva a doce personas de la calle, luego él regresa y comen ellos. Y lo hacen todos los días llueva o nieve haga frío o calor, y lo hacen anónima y desinteresadamente, no alardean de ello y yo siempre los veo felices y con una sonrrisa.

Publicar un comentario