miércoles, 26 de agosto de 2009

Una Astur en el Reino de Granada

Esta semana hemos estado de vacaciones en Granada, provincia natal de los padres de mi esposo. Visitando la Alhambra y el Generalife. Fuimos caminando desde la Plaza Nueva hasta la Puerta de la Justicia bajo un sol de idem que nos acompañó toda la visita, es curioso pero quitando por el calor aquel paraje me recordó a la subida a la montaña de Covadonga ;-) (deben ser mis genes astures).



En la Alhambra una se siente transportada al pasado, a los tiempos de explendor de estos palacios, viendo las salas y jardines se los imagina llenos de principes y sus harenes, de comerciantes y artesanos, embajadores y románticos...


Por supuesto que la experiencia mejora cuando una lee a Washington Irving...


Bueno pero no penseís que mis genes de Astur se ablandaron ante tales maravillas, eso os lo demostraré más tarde...


Al salir de allí quedamos con unos primos de mi marido que nos mostraron el Albaicín y las maravillosas vistas y puesta de sol que desde alliíse divisa...


Al día siguiente fuimos a las Alpujarras a Narila, que está al lado de Cadiar, y que es el pueblo de la "abuela" (madre de mi marido). Visitamos la hermita de Santa Rita, lo cual tiene su mérito por que es todo cuesta arriba, al llegar allí descansamos e hicimos una pequeña oración y luego contemplamos la vista desde allí arriba...

Tambien visitamos el "Agua Agria" paraje de singular belleza donde hay un manatial del que brota agua con un cierto contenido en hierro y que dicen los viejos del lugar que es buenísima para la salud...

Este paraje también me recoradó algo a la tierrina, aunque evidentemente no es lo mismo...

Mojamos los pies en el río y disfrutamos de la sombra...
Vamos que disfrutamos un rato de todo aquello, mi marido nos mostraba con orgullo todos aquelos parajes de sus vacaciones cuando era niño y nos explicaba las historias locales y tradiciones que recordaba.
Fuimos a comprar turrón y soplillos a Ugijar, hubieramos comprado un jamón de Juviles si no fuera por que ya tenemos uno en casa que nos trajeron mis suegros hacía una semana y que dicho sea de paso está buenisimo...
El domingo fuimos a misa de 10 y media a la catedral que nos gusto mucho (la misa y la catedral), me llamó la atención que por dentro la catedral estaba toda pintada de blanco y era muy luminosa. Despues fuimos a Motril, pero no a la ciudad sino a lo alto de un monte donde un primo de mi marido tiene una casa con piscina y un montón de frutales, y una vista preciosa del mar...
Allí se juntaron cinco primos con sus familias, en un momento me preguntaron que me parecía todo aquello, evidentemente les dije que me encantaba que era precioso magnifico y estupendo, entonces fue cuando volvieron a despertar a mi alma Astur al preguntarme que que me gustaba más si aquello o Asturias os podeis imaginar mi respuesta, evidentemente no tiene comparación la tierrina es muchisimo mejor con su verde, su fresco, Covadonga, el prerrománico, los picos de Europa, en fin como me preguntan eso a mi ;-) (creo que convencí a unos cuantos para venirse a Asturias de vacaciones el próximo año).
Ahora ya fuera de bromas, cuando uno viaja y ve las cosas con los ojos de quien las ama, las ve más hermosas aún de lo que ya son y hace que una se sienta orgullosa de ser Española con todas las maravillas que tiene, con su historia y su encanto...
Publicar un comentario en la entrada