lunes, 10 de agosto de 2009

Cuando el cine pretende imponer una realidad

Leyendo sobre la respuesta que da el profesor Dalla Torre a Pedro Almodovar no puedo estar más de acuerdo con su frase "leyendo las afirmaciones del cineasta «nace una duda. ¿Cierta cinematografía quiere ser un reflejo de la sociedad o, en cambio, quiere incidir en la realidad social para modificar sus valores éticos y su cultura?».
Y estoy totalmente de acuerdo, el cine español en su mayoría es aburrido cuenta historias que pretenden imponer modelos de vida que no son los nuestros.
Con Mar adentro nos quiesieron vender la eutanasia, con las películas de Almodovar nos quieren vender como normal un modo de vida que no lo es. Nos quieren vender como bueno lo que no lo es.
La idea no es nueva, ya los griegos en su mitología pusieron unos dioses llenos de vicios para jutificar ciertos comportamientos humanos, y no es el único caso, es cíclico a lo largo de la historia.
Lo que si tengo claro es que dentro de 100 años casi nadie se acordará de Almodovar y sin embargo la familia seguirá siendo la base de la sociedad.
Publicar un comentario en la entrada