domingo, 25 de enero de 2009

Soy Rebelde


Lo reconozco hoy he hecho algo que pensé que nunca haría. He pegado un cartel sin permiso. El jueves un amigo tenía los carteles que había recibido de Derecho a Vivivir, yo le comenté que no podría ir a la quedada para pegarlos de Gijón mi ciudad, pero le pedí uno y me comprometí a pegarlo.

Anduve dándole vueltas a la cabeza porqe no sabía donde pegarlo, quería que lo viese mucha gente.

Esta mañana al levantarme tenía el sitio perfecto: El portón trasero de el colegio Santo Angel, mi colegio. Está enfrente de la iglesia de San Pedro, si lo ponía antes de la misa de 12 lo verían todas las personas que van a esa misa y a la de 1. Y la gente que pasase por ahí.

Tenía que quedar bien alto para que no fuese fácil de despegar, asi que le pedía ayuda a mi adorado esposo que es bastante alto.

Lo pegamos, y a la salida de misa me puse a observar las reacciones.

Algunos de los que salían lo reconocieron inmediatamente y se sonreian al verlo.

Creo que ha merecido la pena. Y espero que el cartel siga allí muchos días.

Pero lo que más me gusta del cartel es la letra pegueña que voy a poner aquí en negrita:

"El aborto es la muerte cruel y violenta de un ser humano, y un drama para la mujer que lo sufre, un fracaso colectivo de la sociedad, el negocio de la muerte y un holocausto silenciado."



Publicar un comentario