sábado, 12 de abril de 2008

Una triste historia




Normalmente no suelo contar historias de este tipo en el blog, pero como parece que los del Consejo de Europa se han vuelto locos, no me queda más remedio.


Katy tiene ahora 20 años, hace 2 años, pensando que seguía lo que le pedía su corazón, dejó a sus padres (con los que no se llevaba mal del todo), a sus estudios (que no es que los llevase muy bien, pero podría haber mejorado) y a sus amigas por irse a vivir con un hombre mucho mayor que ella, que creía que era el amor de su vida.


A los pocos meses de convivencia, descubrió que estaba embarazada y que quien pensaba que la iba a apoyar, defender y estar a su lado no le interesaba esta situación.


Le decía: "Eres una niña" (pero no para irse con él), "No es el momento" (y ¿cuándo lo va a ser?), "Son 4 células" (y él ¿que es?¿ 400 millones más?), "¿Qué van a decir tus padres cuando se enteren?" (y ¿qué le importaron los padres cuando ella se fue con él?)...


El caso es que convencida por él fueron a aquel horrible sitio. "No iba a pasar nada", "Todo iba a ir bien", "Era algo sencillo... sólo unas pastillas".


Se las tomó y como suele suceder no le hicieron efecto en la clínica, sino en casa.


En aquel momento Katy se dio cuenta de que lo que había hecho no tenía vuelta atrás y lloró.


Él vino y estuvo (aparentemente) cariñoso con ella y le dijo que iban a salir, que iban a tranquilizarse, etc.


Al principio todo iba aparentemente bien hasta que Katy empezo a notar que no dormía bien por las noches, que se sentía angustiada, que no soportaba la vista de un bebé, ni de una embarazada...


Cuando se lo contó a él, le puso mala cara, no la apoyó, no le supo entender... Ella miró por internet, no sabiendo bien qué buscaba, y encontró muchas historias como la suya. Se dio cuenta de que lo que tenía era el síndrome postaborto.


Volvió a hablar con quien creía que la apoyaba y este ya se volvió violento. Incluso le pegó.


Ella llamó entonces al teléfono de una asociación que había encontrado en internet y pudo hacer, por fin, algo que necesitaba mucho: llorar, llorar por un hijo que nunca tendría y que nunca volvería a ver.


Ella aún no está recuperada, ha vuelto con sus padres, que la han recibido con los brazos abiertos, incluso le ha contado a su madre el gran peso que lleva en su corazón.


Pero como ella dice ¿quién le va a devolver a su hijo?

16 comentarios:

Elentir dijo...

Lo triste no es sólo esta historia, Eos, sino las miles o millones de historias como ésta que se han dado al amparo de lo que llaman "derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo". Qué canallada le están haciendo a las mujeres, en fin...

Eos dijo...

Si Elentir, es una canallada en toda regla y muchas son engañadas, y luego cuando te lo cuentan con lágrmas en los ojos te sientes impotente... Por eso es importante que se sepa que no las silencien más. Lo que deberia ser un derecho de la mujer es que las apoyen en su embarazo no esto.

braincrapped dijo...

Historias como esta me confirman que vivimos en un planeta de monoZ descerebrados.

Eos dijo...

Braincrapped, que alegria volver a leerte ;-)

tienes mucha razon con lo de los monoZ descerebrados. Los monos con cerebro lo harían mejor ;-)

Eos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Crispal dijo...

Eos, muchas gracias por compartir esta historia con todos nosotros. Creo que deberíamos dar más publicidad a casos como éste. Quizás así consigamos reducir este horrible crimen. Te enlazo. Y te ruego que nos cuentes más casos reales como el de Katy.

Eos dijo...

Crispal muchas gracias por el enlace. A Katy y a muchas otras las silencian a diario. Los del negocio del aborto ponen como pantallas a feministas que realmente no estan defendiendo a las mujeres sino que el negocio del aborto crezca y ellas obtengan beneficios. Luego cuando una chica tiene SPA raramente la ayudan...

Crispal dijo...

Eos, pues precisamente por eso, para que no las silencien podemos usar nuestros blogs. Sé que no es mucho, pero gota a gota se puede hacer algo. Por eso te pido que sigas contándonos experiencias reales para darles publicidad en mi blog.

Rabbateur dijo...

Esa historia, amiga Eos, es más frecuente de lo que la gente puede pensar. Porque a poco que la mujer tenga un mínimo de humanidad...

En fín, no es por ahondar todavía más en el tema... pero es que las "clínicas" en donde esos materifes (me niego a considerar a quien quita vidas como médico) es tanta la avidez por lo comercial, que obvian lo humano. Muchas veces, incluso... NO. Mejor me os lo ahorro.

Saludos liberales.

Eos dijo...

Crispal En un año he oido de primera mano muchas historias como esta. He puesto esta por que contaba con el permiso de la autora. Alguna vez pondré alguna más. Pero en AVA hay muchísimas y en otras páginas dedicadas a ello también.
Si es triste leerlas imagínate lo triste que es escucharlas con la protagonista sentada enfrente y echa un mar de lágrimas...

Rabbateur La codicia de los aborteros (gente con presuntos estudios de medicina que se dedican a hacer abortos) no tiene límites...Y les ciega hasta tal punto... Lo que pasa también es que muchos de ellos y personal de las clínicas acaban quemándose con los años y cada vez les cuesta a las clínicas encontrar personal...

Rabbateur dijo...

¡Ah! por cierto... tienes un Premio 11 de abril. Puedes pasar a "recogerlo" cuando quieras.

Saludos liberales.

Schwan dijo...

Una historia triste, como la de miles de mujeres, que porque se dejan llevar o porque no saben a lo que se enfrentan; se dejan llevar a un aborto que cambiará radical y dramáticamente sus vidas en muchos casos.

Estos últimos años, he conocido bastantes historias tan tristes; pero me resisto a hacerlas públicas a no ser que tenga la aceptación de las protagonistas. Y son muy pocas las que pueden enfrentarse a ello sin avergonzarse.

Patito_feo dijo...

Muchísimas gracias por la historia. Hay cosas que, a pesar de su dureza, siempre es mejor saberlas.

Siempre es bueno que las mujeres jóvenes tengamos testimonios distintos de los oficiales "un bebé te va a arruinar la vida ahora".

Anónimo dijo...

hola .. me conmovio mucho tu historia y es asi la vida siempre te pones piedras en el camino es feo pero te das cuenta de muchas cosas ... julieta

Anónimo dijo...

hola, tu historia es realmente triste y a la vez dolorosa, creo que no es fasil asectar la perdida de un hijo y mas de ese modo.Pero uno de los profetas de Dios dijo una profecia, aora te la dire yo a ti. Hija, si elsielo se ennegrese y vienen tormentas en tu contra, si todos los elementos de la tiera se combinan para ostruir{destruir} tu vida y sobre todo, si las mismas puertas del infierno se abren de par en par para tragarte, entiende hija mia que todas estas cosas te serviran de esperiensia haora y en un futuro. se que aora as cambiado para ser una persona mejor y eso es lo que importa, el PRESENTE no el PASADO. que Dios te vendiga.

s-t aleman dijo...

muxas historias asi se repiten a diario en muxos lugares pero es responsabilidad de las mujeres evitar este tipo de abuso hacia ella misma, es muy doloroso hacer algo q sabes q esta mal y q jamas vas a ser perdonada x la socieadad y saber q muxos te van a señalar y a criticar a tus espaldas pero la ultima palabra la tienes tu ya es tu problema lo q decidas