sábado, 5 de mayo de 2007

Una mujer extraordinaria

Hoy voy a hablaros de una mujer excepcional. Nació en Oviedo en mayo de 1931, con lo que pasó de pequeña una revolución y una guerra.
Estudió lo que llamaban una carrera de hombres en una época en que las mujeres no solían estudiar. Estudió Química sus compañeros no siempre se lo ponían fácil, una vez incluso le echaron un ratón en la practica de la caseína.
Tocaba el piano y dió conciertos en la radio local. Y pintaba cuadros preciosos.
Se casó y tuvo 6 hijos, después de nacer el cuarto, empezó a trabajar en la enseñanza como profesora de matemáticas física y química.
Era una profesora muy querida por sus alumnos, alli donde iba la saludaban e iban a hablar con ella. Entre sus alumnos, hay científicos, médicos, empresarios, comisarios de policía...Y hasta un teniente de alcalde al que echó de clase y expulsó de clase 15 días (a que adivinaís a que partido pertenece...)
Pero siempre fue muy querida por sus alumnos . Llegó a tener que hablar con sus alumnos de temas tan complicados como el sida. Tuvo que enfrentarse a quien fué a la puerta del colegio a pervertir a sus alumnos...
Pero siempre tenía tiempo para sus hijos y sabía cuando tenían un problema y estar a su lado pasase lo que pasase. (Aunque le hubieramos intentado vender el polinomio como ella decía).
Siempre me arrepentiré de una ocasión en que le dije que había heredado sus defectos y los de mi padre.
Asi que hoy si me lees desde el cielo quiero decirte algo:
Mamá todo lo bueno que soy y que tengo te lo debo a tí y a papá. Gracias mamá.