jueves, 28 de diciembre de 2006

La basílica visigótica San Vicente Mártir


Esa básilica fué destruida tras la invasión musulmana el el 711. Sobre sus ruinas se costruyó la mezquita de Cordoba que tras la conquista de la ciudad por parte de Fernando III en 1236 fue donada a la Iglesia por el propio monarca.


Ahora prestenden los defensores del laicismo, partidarios de quitar belenes de los colegios, que la iglesia la ceda como espacio Ecuménico para su uso compartido con los musulmanes.


Afortunadamente el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, se ha opuesto al uso compartido de la mezquita-catedral que ha reclamado a la Santa Sede la Junta Islámica de España, pues aunque destacó su apuesta por "unas relaciones de respeto y aprecio" entre ambos credos, consideró que una medida de tal índole "no contribuiría a la convivencia pacífica" entre católicos y musulmanes.


Quiero destacar además las palabras que mencionó Juan María del Pino presidente de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres de Alumnos Católicos (Confapa) en declaraciones a Europa Press:«las iglesias católicas son sitios abiertos al culto que no piden ningún tipo de documento a las personas que acceden para recogerse en oración». «Me gustaría que a la inversa pasara igual porque, salvo en Turquía, en el resto de países musulmanes -según dijo- la entrada a las mezquitas está vedada a los infieles».