domingo, 19 de noviembre de 2006

¿Te vas a comer una manzana de árbol?


Hace unos años, estabamos en una pomarada y las manzanas estaban en su punto, yo cogí una, la limpié y ante la mirada estupefacta de mis hijos le di un buen mordisco. Mi hija me dijo: ¿te vas a comer una manzana de árbol?. Me entró la risa y le pregunté que que otras manzanas había.
Entonces mis hijos comprendieron que las manzanas no crecían en cajas de hipermercado ni se producían en fábricas.
Lo curioso de esta anécdota es el nivel de aburguesamiento que estamos alcanzándo, probablemente yo ahora no pueda tomarme un vaso de leche recien ordeñada, sino que tenga que tomármela de tetrabrick.
Ya no vamos a pescar, ni ha recolectar moras, ni a cojer llampares (Con lo bien que me lo pasaba yo de pequeña).
Eso si, la proxima vez que vea una manzana de árbol en su punto pienso arrancarla, limpiarla y comermela. ¡Con lo buenas que están! .
Y tú. ¿Te comerías una manzana de árbol? (Sin ningún control de calidad)
Publicar un comentario