viernes, 6 de octubre de 2006

La raíz.


Todos los días se ven en los períodicos noticias sobre violencia doméstica, sobre muertes en accidentes de tráfico, sobre acoso escolar...
Una se pregunta la causa por la que una persona se vuelve violenta, acosa a otra o es tan imprudente que pone su vida en riesgo y la de los demás.
Si miramos en nuestro entorno vemos que cada vez hay más gente que sólo busca su propio beneficio a costa de los demás y en todas esas personas vemos un denominador común, la falta de responsabilidad.
Estas personas cuando se equivocan, no aprenden de sus errores pues no se responsabilizan de sus actos, le cuelgan a otro el marrón y listo.
Recuerdo todas las veces que mis profesores me hablaron de la responsabilidad, de la solidaridad y del respeto. Sin embargo a los niños de ahora sólo unos pocos padres les hablamos de la importancia de estos valores cada día más necesarios.
Y ahí está la raíz del problema en la falta de respeto de responsabilidad y de solidaridad.
Hay que volver a ello por que si no en el mundo volverá a imperar la ley del más fuerte como en la prehistoria.
Publicar un comentario