jueves, 3 de noviembre de 2005

¿Autoextinción?

Cada vez que leo las cifras de natalidad de España y de la unión Europea, me da por pensar en como hemos podido dejarnos engañar tan facilmente.

Si hace unos cuantos años, pongamos 50, a alguien se le ocurre dictar una ley por la cual sólo los ricos, guapos o listos puedan tener hijos, probablemente se habría montado una revolución por tan injusta situación. Como no pudieron prohibirlo pusieron de moda su contrario.

Y lo han hecho de forma muy sutil, convenciendo a la humanidad de que los niños son un estorbo, obligando a las familias a no tener hijos a menos que tengan una situación economica desahogada, y lo que más me duele, obligándonos a las mujeres a modificar nuestro cuerpo con hormonas periódicamente o introduciendo dispositivos mecánicos que cada vez nos acercan más a la infertilidad y el infanticidio silencioso.

Los hijos son lo más valioso que tenemos, son nuestro futuro y nuestra esperanza, no dejemos que nos engañen, y que cuando lo descubramos sea ya demasiado tarde.
Publicar un comentario