sábado, 5 de septiembre de 2015

¿Admirador o critico?

Ante una obra de arte, podemos adoptar diversas actiudes, una de ellas es pararnos detenidamente, admirar y disfrutarla, observar cada detalle y ver todas sus buenas cualidades y su belleza. Otra actitud es ignorarla completamente, los hay que solo la mirararán superficialmente, también está el que en vez de disfrutar de ella buscara cada defecto, cada aspecto a criticar y verán solo lo malo.
Probablemente si pudieramos verla con los ojos del pintor seriamos capaces de disfrutar hasta del mas pequeño matiz de la obra.
Lo mismo pasa con las personas, cuando estamos con una persona podemos tratar de encontrar lo bueno que tiene y disfrutar de su compañia y quizas amistad, ignorarla o buscar sus defectos para después criticarla.
Cada persona es una gran obra de Dios, por eso debemos tratar de encontrar todo lo bueno que en ella hay y todo lo buena que puede llegar a ser, si fueramos capaces de mirar a los demás con los ojos de Dios seguramente los tratáramos de otra manera.
Señor dame la capacidad de ver a los demás de esta manera.

Por cierto el cuadro esta pintado por la Hermana Isabel Guerra. Merece la pena mirar sus cuadros.