domingo, 18 de abril de 2010

Pentecostés

"Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir.
Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros
" (Juan 16 13-14)

La promesa que Jesús nos hizo antes de subir al cielo y que se cumplió el dia de Pentecostés sigue cumpliendose en nuestros días.
Hoy recibió los dones del Espíritu Santo una persona muy especial para mi, ella no es solamente una gran amiga y compañera de fatigas, juntas nos embarcamos en una hermosa aventura.
El día que nos conocimos, ella , sin darse cuenta, le dió un meneo a mi alma semiadormecida y con su testimonio y coherencia hizo que yo dejase de acomodar la religión a mi medida y capricho y diese el primer paso para volver a vivir la Fe tal y como Jesús nos la enseñó, tal y como la Iglesia nos la predica.
Aquel día sentí que era como si la conociese de toda la vida y desde entonces es una hermana para mi.
La ceremonia la presidió Don Raul Berzosa y su homilía parecía talmente hecha para elogiar a mi amiga pues en ella pedía a los confirmandos que no olvidasen ni las obras ni la oración. Ya que, junto a ella, yo comenzé realmente a hacer buenas obras y además con ella y con un grupo de buenos amigos he descubierto la adoración al Santísimo y todos los buenos frutos que trae consigo.

Por tu cariño, por tu ejemplo, por "el meneo" que sin proponertelo me has dado, te doy las gracias y estoy segura que hoy el Espíritu Santo te habrá colmado de dones.

Te quiero ;-)